Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Días inhábiles y clases virtuales extendidos hasta el 26 de abril

En consonancia con lo decidido por el Ejecutivo Nacional, el personal del Rectorado y las dependencias de la UNCUYO seguirá sin asistir a los establecimientos de trabajo, pero continuarán con labores en modalidad remota.

13 de abril de 2020, 13:38.

Días inhábiles y clases virtuales extendidos hasta el 26 de abril

Ampliar imagen


Luego de que el Ejecutivo Nacional anunciara una nueva ampliación de la emergencia pública en materia sanitaria, cuya prórroga en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) N°355 del 11 de abril establece el "aislamiento social, preventivo y obligatorio" hasta el 26 de abril, inclusive, la UNCUYO extiende la inhabilidad administrativa para el Rectorado y sus dependencias hasta esa fecha.  

Esto, atendiendo a la Pandemia por COVID-19 como una circunstancia dinámica que obliga a tomar medidas paliativas para evitar la propagación del virus, lo que la Universidad viene considerando a través de acciones resueltas y en práctica. Principalmente, evitando la concurrencia masiva de personas y aglomeraciones, a través de la suspensión de la modalidad de enseñanza presencial, sustituyéndola por medios virtuales junto con la dispensa de asistencia a los lugares de trabajo para todo el personal que reúna condiciones de riesgo conforme las recomendaciones del Ministerio de Salud.

Ahora, y en consonancia con el DNU 260/2020, a través de la resolución N° 350/2020 del Rector Daniel Pizzi, ad referendum del Consejo Superior, se decidió declarar inhábiles administrativamente los días del período comprendido entre el 13 y el 26 de abril, inclusive.

Por lo tanto, se resuelve dispensar del deber de asistencia a su lugar de trabajo a todo el personal con prestación de servicios en el ámbito del Rectorado de la Universidad Nacional de Cuyo y en los Colegios Secundarios dependientes de la Dirección General de Educación Secundaria (DiGES). Siempre que no revistan en áreas esenciales o críticas o de prestación de servicios indispensables, y procurando la realización del trabajo en forma remota cuando la naturaleza de las funciones lo admita.